Feeds:
Entradas
Comentarios

Después de unos años fuera de catálogo esta baraja vuelve a estar disponible. Es una baraja que nos encanta. Son 54 cartas. Una cara representa el chakra del corazón con los siete colores del arcoiris (representando la sanación y el camino espiritual como un desarrollo integral de la persona). En la otra cara se puede encontrar un mensaje en forma de afirmación positiva (o varias, formando un corto párrafo).

No puedo decir más que cosas buenas de esta baraja. Solemos usarlas en los cursos de Reiki y otras formaciones y actividades grupales. Aunque los mensajes son un poco genéricos, estas cartas son muy listas. Casi siempre provocan una reflexión que toca la fibra de la persona, al relacionarse con una situación, problema, estado, duda, proceso… muy presente en su vida. La mayor parte de las veces en que mis alumnos no se sienten tocados creo ver una resistencia a aceptar una toma de consciencia, una reflexión; o a veces la persona empieza en un camino de crecimiento personal y aún no puede entender la reflexión que plantea.

Estas cartas se pueden usar en momentos especiales para recibir guía, una inspiración: antes de un viaje, al empezar una fase o un proyecto, ante un bloqueo, un problema. También pueden usarse al acabar algo: un viaje, un curso, un trabajo, una tarea complicada… para ayudarnos a realizar una reflexión.

También podrían utilizarse para ayudarnos a crecer, a mantener consciencia en aspectos de nuestra realidad mental, emocional o espiritual. Yo recomendaría sacar una carta a la semana, y tenerla en mente y usarla para reflexionar en las situaciones en que nos encontremos a lo largo de ese tiempo. Se podría sacar una cada día, pero eso sería como buscar una solución a un problema diferente cada día, trabajando las situaciones muy concretas y olvidando que los procesos evolutivos son más largos. Así que si sacas una cada día, te recomiendo que las tomes como reflexiones de uno de los múltiples aspectos de tus asuntos pendientes.

Precio en nuestra tienda: 18€. Ya puedes venir a por ellas.

Los-mensajes-del-universo-baraja

Reseña del editor

Deseamos que estas cartas te ayuden a crear un mundo de Paz, Amor y Luz en ti y a tu alrededor. Estas bellas cartas ofrecen cada una pensamientos clave, poderosos, para enfocar nuestra mente en una dirección especifica, aquella que sea más adecuada para el momento actual de nuestra vida. Estos mensajes pueden ser usados de maneras distintas. Por ejemplo: la carta escogida al azar por la mañana ofrece un pensamiento para afrontar con armonía las situaciones que ocurran durante el día. Cuando estamos preocupados con un problema, la car ta escogida nos sugerirá el contexto adecuado para analizarlo. Diseñadas como acumulador de energía, sus dimensiones son las del Rectángulo de Oro; por ello, cuanto más se usen, más energía acumulan. El dibujo del dorso representa el Chakra del corazón.

Biografía de la autora

Annie Marquier, escritora y conferenciante, es la directora del Institut du Développement de la Personne (Instituto para el desarrollo de la persona) en Québec. Su profunda experiencia en campos del conocimiento tan diversos como las ciencias matemáticas, la música, las antiguas tradiciones espirituales y la psicología transpersonal le permite presentar a lo largo de su enseñanza una síntesis de conocimientos rica y original. Es autora de El poder de elegir y La libertad del ser, entre otras obras.

Ya disponemos de este libro en la tienda!!!

Seguir leyendo »

La historia de Dulcinea conmovió a infinidad de personas de toda España y de varios países de Europa y América

Fuente: La Vanguardia

Seguir leyendo »

Tes aromatizados a granel

Canela    _________2,50€/100gr

Verde Menta  ____2,50€/100gr

Fruta de la Pasión _2,50€/100gr

Naranja    _______2,50€/100gr

Melocotón    _____2,50€/100gr

Negro    ___________2€/100gr

1001 Noches    _____3€/100gr

Verde    ________2,50€/100gr

Vainilla    ________2,50€/100gr

Frutos del Bosque _2,50€/100gr

 

 

Yogi-te en bolsitas

Classic 3,65€

Ginkgo 3,55€

Regaliz 3,55€

Chocolate 3,60€

Relax 3,65€

Genjibre Hibisco 3,55€

 

Ven y pídenos la infusión que más te guste de nuestro catálogo.

Parece que las Bayas del Goji se han puesto de moda. Boca a boca, a través de foros de internet (será todo cierto, si lo dice la tele… digo… si alguien lo asegura a través de internet). En todas partes las encontramos, pero si miramos bien, en todas partes encontramos una variedad común, si es que está etiquetada, proviniente de la china, tiradas de precio. Que yo sepa la que tendría propiedades especiales es una variedad concreta, Lycium Barbarum, cultivada en el Tibet. Pero ahora resulta que no, que son falsas, que son baratas pero altamente contaminadas, y las de mayor calidad y precio (http://www.cienporciennatural.com/producto_10.php) son puestas en duda.

Seguir leyendo »

Lluís Serra Majem, médico defensor de la dieta mediterránea
Tengo 50 años. Nací en Barcelona y vivo en Gran Canaria. Soy catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública. Soy presidente de la Academia Española de Nutrición. Soy presidente de la Fundación Dieta Mediterránea. Casado, cuatro hijos. De centroizquierda. Tengo fe

Qué desayuna usted?

Una tostada de pan integral untada con aceite de oliva virgen extra y algo de jamón ibérico (o de queso curado de oveja). Y unbuen zumo de naranjas recién exprimidas.

¿Esto es dieta mediterránea?

¡Plenamente! En casa siempre desayuno así.

¿Qué es dieta mediterránea?

Una dieta en cuya base hay tres alimentos: aceite de oliva, harina de trigo, vino de uva.

¿Y ya está?

Más hortalizas, legumbres, verduras y, de postre, fruta de temporada. Súmele setas. Y frutos secos. Y miel. Y lácteos fermentados: yogur, cuajada, queso…, de cabra y oveja.

¿Y leche de vaca?

También, pero menos. Y las mujeres deben tomar más dosis de leche que los hombres.

¿Y carne y pescado?

También, pero cuatro piezas de pescado a la semana, contra dos de carne.

¿Cualquier tipo de carne?

Las carnes blancas son más sanas que las rojas. ¡Hispania significa tierra de conejos!Y pollo, cordero, cerdo… Y ternera. Pero mejor integrar esa carne en un guiso, en una berenjena, lasaña, canelón… Y, de vez en cuando, un excelente entrecot o solomillo.

¿Y huevos?

Un par de noches por semana ceno tortilla de patatas y una ensalada de tomate. Hago otras cenas con verdura hervida (judías, guisantes, ensaladilla…) y pescado.

¿Y a mediodía?

Si es verano, no hay menú más mediterráneo que un gazpacho y unas sardinas fritas. O una ensalada variada y una pieza de atún. O un plato de pasta y una ensalada. Buen pan, siempre. Y, de postre, fruta del tiempo.

¿Y si es invierno?

Un arroz con conejo, o una pasta con verduras o con atún… O un plato de cuchara: unas alubias con almejas (o bacalao), con su zanahoria, su sofrito… Un fiel termómetro de adhesión a la dieta mediterránea es la respuesta a esta pregunta: ¿haces sofrito?

Ay, ay…

Aceite de oliva, ajo (extráele el germen), cebolla, tomate… ¡Mediterráneo puro!

Bien: potaje con su sofrito, ¿y qué más? Y una ensalada verde. Ode tomate. Me gusta mezclar lechuga trocadero, escarola y rúcula. Y berros. Las ensaladas, siempre bien aliñadas con vinagre de vino (¡es antioxidante!) y aceite de oliva virgen extra.

¡Aceite por todas partes, ¿eh?!

De oliva. Virgen extra. No escatime en esto. Úselo para todo. ¡Es garantía de salud!

¿Hasta qué punto?

Su grasa monoinsaturada es la más saludable del mundo. Contiene polifenoles. Uno de ellos, el oleocantal, es antiinflamatorio: ¡dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra valen por una pastilla de ibuprofeno en poder antiinflamatorio! Lo publicó Science.

¿Con qué implicaciones salutíferas?

Muchos cánceres y úlceras, hipertensiones, obesidades, enfermedades… comienzan por procesos microinflamatorios: ¡ingerir cada día aceite de oliva virgen extra previene y palía esas inflamaciones!

De acuerdo: ¿en qué dosis?

De tres a seis cucharadas soperas, repartidas entre las comidas de cada día. Conseguirá además otro notable efecto benéfico…

¿Cuál?

Reduce la depresión. Tonifica el estado de ánimo. La dieta mediterránea ¡reduce un 35% la incidencia de depresiones!

Bálsamo físico y psíquico, pues.

Las evidencias son apabullantes: ocho de cada diez infartos de miocardio se evitarían con adhesión a la dieta mediterránea. Y nueve de cada diez diabetes. Y la obesidad. Y la hipertensión…

¡Qué gran ahorro supondría en fármacos, médicos, hospitales…!

Millones de euros… Lástima que sólo el 40% de los jóvenes sigue hoy dieta mediterránea, y parece que decreciendo…

Quizá teman las calorías del aceite…

¡Error! Esa dosis diaria supone de 200 a 500 calorías: es muy poco, pues al día nos toca incorporar de 2.000 a 2.500 calorías.

¿En qué indicador debo fijarme para saber que me toca corregir la dieta?

En su abdomen. El peor enemigo es la grasa abdominal: interfiere en el trabajo de la insulina… y conduce a la diabetes. Mídase la cintura con una cinta: si registra más de 100 centímetros, preocúpese y actúe.

¿Qué tendría que hacer?

Dieta mediterránea y ejercicio.

¿Qué ejercicio?

Camine del trabajo a casa, suba escaleras, coja la bicicleta… Apague el televisor y salga de casa a practicar algún deporte con su familia… Sude dos o tres veces por semana.

¿Y si me salto alguna comida…?

Engordará más. No desayunar nada, ouncafé, ¡engorda más que desayunar algo!

¿Y si dejo de comer pan?

Acompañar la comida con buen pan te sacia sin necesidad de ingerir más cantidades de comida: dejar el pan puede engordarte.

Y el vino, ¿en qué dosis debo beberlo?

Puede beber de dos a tres vasos diarios, el hombre adulto. La mujer, de uno a dos vasos: la mujer metaboliza peor el alcohol.

Me gusta la Coca-Cola: ¿puedo?

Son cien calorías por vaso: no pasa nada… siempre que no la beba en cada comida. Y elija la que no lleva azúcar.

La dieta mediterránea ¿es más cara?

No. Reporta tantos beneficios… ¡que te saldrá más caro no seguirla!

“El aceite de oliva virgen extra tonifica y es antidepresivo”
Patrimonio

Salgo de la entrevista con necesidad de zamparme una hogaza empapada en aceite de oliva virgen extra. Este médico nutricionista abandera la dieta mediterránea – con datos irrefutables de sus bondades-y convence. Ahora solicita a la Unesco – con colegas de Grecia, ItaliayMarruecos-que declare la dieta mediterránea patrimonio inmaterial de la humanidad, una fórmula que merece ser protegida y fomentada por sus incontables beneficios. Seré más generoso en las dosis de aceite de oliva virgen extra a la hora de regar desayunos, ensaladas y guisos. Por gusto y placer, y también por salud. Con esta convicción salí del congreso sobre dieta mediterránea en la feria Alimentaria.


Fuente: la vanguardia

Me ha parecido interesante incluir esta entrevista a Marie-Monique Robin publicada en ELPERIODICO.COM con fecha 21/03/2010.

En el 2008 desenmascaró en el documental ‘El mundo según Monsanto’ a la multinacional de las semillas transgénicas. Sigue investigando lo que comemos y aún está más alarmada.

Le obsesiona lo que comemos, entre otras cosas porque es hija de campesinos de Gourgé, un pueblo cercano a Poitiers (Francia), pero también porque tiene tres hijas a las que no quiere «envenenar». Con una cincuentena de reportajes en su expediente, entre los más reconocidos figura el documental sobre Monsanto, producido por la cadena Arte, que esta semana se volvió a proyectar en el Institut Francès de Barcelona. (Península ha editado la versión libro).

–No se ha demostrado que los transgénicos sean nocivos.

–No se ha podido. El doctor Arped Pusztai, del Instituto Rowett, de Aberdeen, descubrió que las ratas alimentadas con patata transgénica desarrollaron defectos en el sistema inmunológico. ¡Desmantelaron el laboratorio! Pasó algo parecido con Manuela Malatesta, en Italia, que estudiaba la soja transgénica.

–Su demonizado Monsanto sí ha hecho estudios.

–Son estudios realizados durante tres meses, un plazo adecuado para valorar la toxicidad aguda. Pero para medir la toxicidad crónica hay que emplear al menos dos años de trabajo y 10 millones de euros. Aun así, Europa está en contra de los transgénicos, excepto España.

–¿Por qué España es diferente?

–Cómo decirlo para no ofender…

–Suéltelo sin más.

–España se encuentra en una situación similar a la de Francia hace 30 años, cuando llegó la llamada revolución verde. La modernidad para ustedes es importante, y creen que es moderno el uso de transgénicos.

–Estamos atrasados, vaya.

–Digamos que la preocupación medioambiental que sacude Francia y Alemania no ha llegado aquí. Ahora trabajo en la relación entre la exposición a productos químicos que entran en la cadena alimentaria (herbicidas, pesticidas, plásticos, aditivos) y el cáncer, la esterilidad, el párkinson, la obesidad… ¡Está totalmente confirmada! Y España es el país con más cáncer de testículos asociado a los pesticidas.

–Visto el panorama, ¿qué no se lleva usted a la boca?

–Una cola light, por ejemplo. En toda la comida light, desde los yogures al chicle sin azúcar, hay aspártamo, que es un auténtico veneno. Se ha demostrado que en animales provoca leucemia y tumores cerebrales.

–Más hallazgos para no dormir.

–Hay que evitar envases que contengan bisfenol A, una hormona sintética que se inyecta en el plástico para endurecerlo. Su uso es frecuente en biberones, botellas de agua, fiambreras, en el interior de las latas de maíz… ¡Dentro de un año se hablará mucho de esta molécula! Es un perturbador endocrino peligroso, en especial para las embarazadas.

–¿Cómo de peligroso?

–Los residuos de la hormona sintética atraviesan la placenta –que no es la barrera inexpugnable que creíamos– y el feto las absorbe. Durante la formación de los órganos, la hormona sintética usurpa el lugar de las naturales, y activa el crecimiento, pero mal. De modo que el niño nace bien, pero a la larga sufre cáncer, obesidad, diabetes. Y están también los herbicidas…

–No sé si preguntarle más.

–Unos 80.000 productos químicos fueron puestos en el mercado tras la segunda guerra mundial. En España, el franquismo funcionó como barrera protectora; pero el resto de países abrazó con alegría la vida moderna. No fue hasta finales de los 50 cuando toxicólogos de la OMS empezaron a estudiar aditivos y pesticidas y trazaron el código alimentario.

–La dosis hace al veneno.

–Eso dijo Paracelso en el siglo XVI, y en función de esta premisa se trazó la reglamentación de químicos. Pero ahora sabemos que las hormonas sintéticas actúan a un nivel que nunca se había testado. Puede ser que con uno no pase nada y con una milésima resulte letal. Además, de los 80.000 químicos solo se ha estudiado un 8%. Los toxicólogos deben trabajar en otro paradigma.

–Y mientras tanto, ¿qué hacemos?

–Repensarlo todo. El 90% de las enfermedades crónicas están ligadas al medioambiente y al estilo de vida tóxico que llevamos. El director de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de Lyón dice que en los últimos 20 años se ha duplicado el cáncer. En la India no hay casi cánceres, porque no comen basura, no consumen en plástico, no usan pesticidas (excepto Punjab).

–Seamos positivos. ¿Qué comemos?

–¡Solo orgánico!

–¿No será todo esto un pasatiempo de ricos? ¿Un sustituto ideológico?

–Hay demasiados datos científicos que demuestran lo que digo.

–Lo orgánico es más caro.

–Nunca se calcula el precio real de la agricultura intensiva. El equipo es caro, el suelo muere a base de fertilizantes, y luego están las semillas, el transporte, el impacto en el medioambiente. Desde hace poco el Banque Agricole, reacio a todo esto, apuesta fuerte por los agricultores orgánicos. Mire, usted y yo estamos acabadas, pero no hay que hipotecar a las generaciones futuras.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 126 seguidores